Reflexiones tras el Congreso “Género e identidad en un mundo Globalizado”

¿Es necesaria la Educación Sexual en la Universidad?

Me atrevería a decir que es necesaria en la Universidad, en los coles, en las familias, entre las amistades, en Internet, en los Centros de Salud, en las casas de la cultura, en el cine, en la tele… ¡En todas partes!

bea-y-ro-en-almeria

Esto lo pudimos comprobar el pasado 24 de Noviembre en el Congreso Internacional Mujeres, Cultura y Sociedad celebrado en la Universidad de Almería.

Muchas fueron las ponencias y muy interesantes. Y la educación sexual se hizo un huequito “Colándose” entre mesas redondas, ponencias y pastas de té para dar lugar a una ponencia participativa sobre el ciclo menstrual y un taller Sapiensex .

Tuve el placer de compartir jornada con Beatriz Cobo Blanco, psicóloga y referente en el empoderamiento de las mujeres a través del conocimiento de su ciclo menstrual.

Ella, a lo largo de 2 horas nos ayudó a tomar conciencia de la importbea-coboancia de nuestras hormonas y del poder que tiene conocernos, comprendernos y aceptarnos para vivir en armonía con nuestro ciclo cambiante y circular.

Nos ayudó a tener una mirada integral, que permitiera comprender la interacción entre hormonas, energía, deseo, necesidades. Y también a ver nuestro sangrado mensual como algo propio y maravilloso, que cuando lo miramos con otros ojos nos puede fascinar.
Herramientas para conocernos… hay muchas, ella nos recomendó algunas, entre otras, sugirió el libro “Viaje al ciclo menstrual”, de Anna Salvia  y  Copa Menstrual.


pizarraPor la tarde, y a pesar de los grandes impedimentos de espacio, tecnológicos, de horarios y demás… pude comprobar la fuerte motivación de una docena de mujeres estupendas, con un intenso deseo de aprender para luego compartir.

  Esa fue la magia de la tarde, poder colaborar con estas profesionales que tienen claro que grupo-almeriatras interiorizar los contenidos y hacerlos propios, desean salir al mundo a compartir para transformar la sociedad. Acompañarlas en el proceso de vivir la sexualidad con una mirada integral, sana y responsable del placer, la orientación sexual, nuestra identidad…
Una vez más, reímos, compartimos y disfrutamos aprendiendo.

La verdad es que se quedó corto, con grupos así… jugaría mucho más tiempo. Pero Alicia Murillo espera con su obra de teatro y bueno, a Beatriz y a mí… la carretera de vuelta a casa. Con risas, complicidad y la satisfacción de compartir con sororidad y cariño. ¡!!Ah, y muchos rayos!!!

Por último, quiero dar las gracias a Carmela Rull por invitarnos a adentrarnos en esta aventura.