Consecuencias de la gestación subrogada en la salud mental de las mujeres

 

Con motivo de la Feria de Vientres de alquiler que quieren celebrar éste fin de semana en Madrid, me sumo a RECAV, la red estatal de alquiler de vientres y hago mi aportación como psicóloga especializada en salud desde la perspectiva de género.

Lo que aparentemente nos venden como la generosidad de una madre fértil y sana para una pareja que desea ser madre o padre y no puede, tiene un trasfondo más complejo que no debemos olvidar:

Lo que se nos venden como la generosidad, si va relacionado con beneficios económicos, se convierte en lo que se llama “servicio gestacional”

Sin embargo, nuestro cuerpo no es un contenedor exento de espíritu y psique. El cuerpo es el de una persona con deseos, expectativas y necesidades. La transformación de su cuerpo intrínsecamente cambiará y transformará a la persona en su esencia. Pues no es algo que ocurra ajena a ella.

Las personas no pueden ser un medio para alcanzar un fin, por tanto no deber ser alquiladas, utilizadas, cosificadas. Lo que quizás legalmente se puede llegar a permitir, irremediablemente tendrá consecuencias para las personas.

El embarazo ocurre en el cuerpo de la mujer, pero no sólo como meros cambios biológicos, sino también psicológicos, afectivos y emocionales.

Durante un embarazo, la transfiguración no es sólo física. La alteración es integral en todo el ser. Afecta a absolutamente todas las facetas de la vida de esa mujer, por lo que aquello que se denomina “servicio” es algo que va mucho más allá y que condiciona su salud, su trabajo, sus relaciones humanas, su sexualidad, su relaciones afectivas, horas de sueño, energía, vitalidad, hasta la memoria queda afectada… y todo ello durante las 24 horas, 9 meses seguidos.

Somos seres en 4 dimensiones: la física, la psíquica, la emocional y la espiritual, y todo aquello que modifica una de ellas, irremediablemente transmuta las demás son inseparables.

Por otro lado, relacionándolo con el vínculo con el feto, la madre gestacional está transmitiendo al feto constantemente y aunque no quiera, todo aquello que le pasa a ella. Según el estado anímico de la madre, la aceptación del embarazo, el cuidado del feto y de ella misma, se irá transmitiendo una energía y la  la madre.

A lo largo del embarazo se generan unos lazos afectivos que facilitan que los cambios del cuerpo, los malestares si los hay, las posibles dificultades… sean llevadas con más agrado que si se trata de no fomentar y estrechar esos vínculos. Una maternidad no deseada se va a transmitir al feto de alguna manera.

Las mujeres no somos unos meros recipientes, todo aquello que le pasa a nuestro cuerpo nos afecta como personas. Nuestra mente se ve afectada por nuestro cuerpo y nuestro cuerpo por nuestra mente. ¿Por qué se intenta reducir a las mujeres a una simplicidad dual que nos divide en partes separadas e independientes?, ¿Quiénes son los grandes beneficiarios de éste tipo de gestación? Para comprender todos los hechos, debemos mirar en todas las dimensiones y no podemos dejar de nombrar los imponentes beneficios económicos de la industria de la reproducción asistida, así como los intereses de los varones homosexuales de clase media alta, que son quienes principalmente se benefician de la maternidad subrogada. Los intereses de una parte de la sociedad  no pueden estar por encima de los derechos humanos de las mujeres. Y  la realidad demuestra que las mujeres más pobres y vulnerables son las que se encuentran más expuestas  a ese tipo de propuesta, de manera especial, en aquellos contextos culturales más patriarcales. Por lo que ¿no es la gestación subrogada otra forma de violencia contras las mujeres?

Esta entrada fue publicada en Consentimiento, General, Violencia de género y etiquetada , , , , , , por Rocío. Guarda enlace permanente.

Acerca de Rocío

Me llamo Rocío Carmona Horta y soy psicóloga especializada en sexualidad, igualdad y género. Mi andadura profesional la comenzó en Madrid, en la asociación de Mujeres para la Salud, donde me especialicé en terapia psicológica desde la perspectiva de género. Allí, trabajé sobre diferentes problemáticas: pareja, maternidad, abusos sexuales, violencia de género… y sexualidad. Mi interés por la educación alternativa sobre sexualidad comenzó al comprender cómo la educación tradicional sobre sexualidad se inspiraba en una diferencia educativa entre hombres y mujeres, que en vez de basarse en el desarrollo de un potencial, se enfocaba en el miedo, el peligro, la entrega, la obligación… en resumidas cuentas, una sexualidad llena de estereotipos que no permite crecer, sino aceptar. Entonces comencé a impartir talleres a todo tipo de mujeres. Más adelante, extendí la formación a los y las adolescentes, colectivo homosexual y población en general: a través de talleres, artículos, ponencias… Sin dejar de formándome. Bajo mi punto de vista, la sexualidad es una faceta más de las personas, que en la medida en que la disfrutemos con curiosidad y responsabilidad, aprenderemos a ser personas más completas y sanas. Espero que éste Blog os nutra y os ayude a adquirir una mejor formación sexual. !Que lo disfrutéis!

1 comentario en “Consecuencias de la gestación subrogada en la salud mental de las mujeres

Responder a Beatriz Cobo Blanco Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.