Ya puedes escuchar el Espacio Sapiensex: ¿Tod@s somos bisexuales?

En este Espacio Sapiensex espero poder ayudar a “sacar del armario más de un prejuicio y dar un poco de luz sobre la diversidad de las orientaciones sexuales, todas tan válidas y legítimas como cualquiera a pesar de lo que en la realidad se piensa.

Así comienza este Espacio que podrás escuchar pinchando en el siguiente enlace: https://www.facebook.com/dosrombosradioluna/videos/399347360887950/

Y leer la transcripción a continuación:

Aquí va la pregunta Sapiensex del mes:

No sé si habéis visto la película al otro lado de la cama. Es una película española del año 2002 dirigida por Emilio Martínez Lázaro. Bueno pues el caso es que en esta película se asevera que todos y todas somos bisexuales: ¿qué pensáis de esta afirmación?

Bueno pues antes de daros mi punto de vista sobre este tema, me gustaría aclarar algunas ideas:

Al pensar en la bisexualidad observamos cantidad mitos y frases lapidarias que se repiten y que excluyen a un montón de personas del movimiento LGTBI Plus y qué hace que muchas personas no salgan del armario y estén mucho más deslegitimizadas que las personas homosexuales, ya sean gais o lesbianas. Realmente las personas bisexuales son cuestionadas por las personas hetero y también por las homosexuales, por lo cual las personas bi reciben críticas por todas partes.

Frases comunes que escuchamos sobre la bisexualidad son que

 se trata de una fase temporal, que acabará pasando.
 qué les ocurre a las personas que están en probando
 que son homosexuales reprimidos
 que no saben lo que quieren
 que al final si es una mujer la que se define como bisexual, que acabará estando con hombre
 Incluso ¡que es un vicio!

Resumidamente, yo creo que la frase más común es la de que todas y todos habréis escuchado y que dice que hay que decidirse, que no puedes comer carne y pescado a la vez que tienes que decidir una de las dos cosas.

Todas estas reflexiones las podéis ver en un corto que a mí me gusta mucho o qué explica muy bien argumentos y contraargumentos sobre la bisexualidad que se llama dos variedades, y lo podéis encontrar en Youtube.

Y bueno, qué dicen las personas Bisexuales cuando son preguntadas sobre quién o quienes les gustan? Pues dicen que no se fijan en lo que tienen entre las piernas a la hora de sentir deseo sexual o romántico sino que se fijan en la persona.
¿Qué bonito, no? Fijarse en la persona sin ir más allá del cuerpo que tengan, de sus genitales, de su forma de expresar su genitalidad o género.
—–

Como curiosidad os diré que en la Encuesta Social general del 2018 que se hace en Estados Unidos anualmente. El año pasado concluyeron que se había ampliado el porcentaje de personas bisexuales en un 1% y que la mayoría de las personas bisexuales o que se definían como bisexuales eran mujeres .

El argumento que se da es que las mujeres viven una sexualidad mucho más fluida que los varones. Me imagino que tiene que ver con que las mujeres aprendemos y vivivmos una sexualidad más integral y menos genital. Y que también influye el fuerte castigo social que reciben los varones por ser bisexual u homosexuales y la alta necesidad que tienen que demostrar su heterosexualidad para ser catalogados en esos roles encorsetados de hombre “como de debe de ser”. Ellos reciben mucho más castigos que las mujeres se salen de la heteronormatividad.

Si hablamos un poquito de historia, podríamos identificar bisexuales desde la antigua Grecia . En aquella no se trataba de relaciones homosexuales de pareja entre personas más o menos iguales, sino que generalmente eran hombres mayores con hombres adolescentes –lo que se llamaba el el Adonis, el que cumplía cideal de la belleza.en la Romana tenemos a Julio César, decir que la primera vez que se plantea con el ideal de belleza. También tenían relaciones con prostitutas. A finales del siglo 19 principios del 20 Freud reconoce que la bisexualidad es innata y que todo el mundo es bisexualidad al nacer. Lo que pasa, según él, es que la bisexualidad es una etapa de transición.

Más adelante en los años 50 Alfred Kinsey y su mujer, a través del informe plantean la pregunta sobre cuál es la orientación sexual de las personas, pero no de la manera tan rígida dividiéndola de manera dicotómica en bisexualidad o heterosexualidad sino que lo plantean en un continuum a través de una escala de 0 a 6.

Después, el Dr. Robert Epstein, aseguró que «la mayoría de las personas experimentan algún grado de atracción hacia personas del mismo sexo en algún momento de su vida.

Ritch Savin-Williams,. Tras analizar los niveles de excitación de un grupo de voluntarios y voluntarias que se sometieron a distintos estímulos, tanto homosexuales como heterosexuales, en el 2018 ha corroborado que «ninguna persona es heterosexual ni homosexual al 100%».

Así que, bajo mi punto de vista, si viviéramos en una sociedad completamente libre donde no se nos dirigiera hacia un tipo de orientación sexual y no se premiara la heterosexualidad y se estigamatizara la diversidad, todas y todos seríamos bisexuales.

Por último si hablamos de bisexualidad no podemos dejar de hablar de pansexualidad. Son dos conceptos rodeados de polémica que creo que hay que encuadrar el contexto en el que se definen.

La bisexualidad se comenzó definiendo como la orientación sexual por la que una persona siente atracción romántica y/o sexual hacia personas de su mismo sexo como del otro sexo. Él está definición si aparece una mentalidad dicotómica que divide las personas en función de sus genitales, que se basa en la teoría del sexo y el género binario hombres y mujeres/femenina y masculino.

En base a esta definición surge una nueva neologismo que es la pansexualidad que define se define como una orientación sexual y/o romántica hacia personas de su mismo género o sexo incluyendo a personas transexuales cisgénero, transgénero o de género fluido. Es decir, una persona pansexual se fijaría en cualquier persona sin importar que hay en su cuerpo”

Sin embargo quedándonos en este contexto podríamos entender que la palabra pansexualidad no ha comprendido la evolución de la definición de sexualidad que ya no define a las personas como hombres o mujeres en un género binario sino que incluye a las personas hombres y mujeres incluyendo a las transexuales y de género trans, fluido o agénero.

La palabra pansexual es un neologismo moderno probablemente con menos estigma que la palabra bisexualidad y que hay que ubicarlo en el contexto de la teoría gender queer de los años 90.

Se ha dicho que la palabra pansexualidad es bifóbica porque niega su realidad.
Bajo mi punto de vista, el lenguaje que utilizamos crea realidades, es personal y es político, de modo que la palabra que utilicemos será una revelación política. Como siempre hemos dicho nuestra sociedad es una sociedad que nos inculca unos roles y unos valores de género que van más allá de lo sexual y físico y que nos ubica en función de nuestros genitales con unas expectativas, necesidades y deseos de terminados. Definirnos como bisexuales lo que está es identificando ese concepto social de roles de género y catalogarnos como pansexuales lo que quiere decir es que quiere ir más allá de los condicionantes de género y que deberíamos de trascender ya esta realidad. Aunque como digo, no podemos trascender este escenario porque sigue existiendo y nos sigue condicionando.

De cualquier manera cada persona debe elegir el constructo con el que se sienta más identificada.

Así que a modo de resumen podríamos decir que bisexualidad y pansexualidad se refieren prácticamente a conceptos muy similares: bisexualidad está incluyendo concepto social de género y pansexualidad está proponiendo que ya deberíamos de trascender a ese constructo social que a pesar de todo sigue insistiendo.

Pero de cualquier manera nos consideremos bisexuales o pansexuales seremos personas qué sentimos una atracción sexual o romántica hacia las personas independientemente de cómo sea su cuerpo o la expresión de su género.

Y bueno, hasta aquí el Espacio Sapiensex del mes de mayo. Espero haber sacado del armario conceptos estigmatizados y provocado un poco más de libertad y normalidad a las diversas orientaciones sexuales, y en concreto a la bisexualidad.

Esta entrada fue publicada en Dos Rombos, General, Programa de Sexo y etiquetada , , , , , por Rocío. Guarda enlace permanente.

Acerca de Rocío

Me llamo Rocío Carmona Horta y soy psicóloga especializada en sexualidad, igualdad y género. Mi andadura profesional la comenzó en Madrid, en la asociación de Mujeres para la Salud, donde me especialicé en terapia psicológica desde la perspectiva de género. Allí, trabajé sobre diferentes problemáticas: pareja, maternidad, abusos sexuales, violencia de género… y sexualidad. Mi interés por la educación alternativa sobre sexualidad comenzó al comprender cómo la educación tradicional sobre sexualidad se inspiraba en una diferencia educativa entre hombres y mujeres, que en vez de basarse en el desarrollo de un potencial, se enfocaba en el miedo, el peligro, la entrega, la obligación… en resumidas cuentas, una sexualidad llena de estereotipos que no permite crecer, sino aceptar. Entonces comencé a impartir talleres a todo tipo de mujeres. Más adelante, extendí la formación a los y las adolescentes, colectivo homosexual y población en general: a través de talleres, artículos, ponencias… Sin dejar de formándome. Bajo mi punto de vista, la sexualidad es una faceta más de las personas, que en la medida en que la disfrutemos con curiosidad y responsabilidad, aprenderemos a ser personas más completas y sanas. Espero que éste Blog os nutra y os ayude a adquirir una mejor formación sexual. !Que lo disfrutéis!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.